Cuando vendes un producto por Wallapop o cualquier otra página de segunda mano te enfrentas a un problema: cómo hacer tus envíos de Wallapop. Es por ello por lo que traemos este post explicativo en el cuál enumeramos todas las alternativas para enviar por Wallapop.

Primera Alternativa. Hacer el envío con Correos. Wallapop tiene un convenio para el envío de productos por Correos. Los envíos tienen un coste fijo de 2.95 euros, pero puede variar dependiendo del coste y tamaño del paquete. Recordamos que los costes de envío de Wallapop corren a cuenta siempre del comprador. De igual manera, una vez se realiza la transacción el vendedor tiene 5 días para enviar el paquete y una vez recibido, el comprador tiene 48 horas para confirmar su buen estado.

Las ventajas de esto es que está automatizado y es fácil de hacer. Solo se necesita empaquetar y mostrar un código QR o un SMS en las oficinas de Correos. Las desventajas: no se sabe cuándo llegará el paquete, el precio puede aumentar por peso y tamaño y el comprador puede preocuparse si no llega el paquete.

Segunda Alternativa. Hacer el envío con otra empresa de mensajería. Hay cientos de empresas de mensajería en España. Puedes optar por una que te guste y hacer el envío. Las desventajas: el precio puede aumentar dependiendo del peso y tamaño del paquete, y no es tan seguro como el propio sistema de Wallapop.

Tercera Alternativa. Ir tu mismo a entregar el paquete. Es el origen de Wallapop. Antes de todas las actualizaciones enviar por Wallapop era algo impensable, ya que no era el objetivo de la app. Lo que se buscaba era simplemente ser un intermediario entre comprador y vendedor.

Cuarta alternativa. Enviar con Portefy. Esta alternativa es perfecta si queremos enviar productos grandes como bicicletas, muebles, lámparas y en definitiva todo aquello que sea grande y delicado. Portefy es una aplicación, disponible para Android e IOS, que permite en solo 3 clics enviar cualquier cosa. Las ventajas: es al momento, es seguro, puedes ver la ubicación de tu paquete en todo momento con la geolocalización, sabes el precio de antemano. Las desventajas: para envíos de muchos km puede resultar algo caro.

Enviar con Wallapop

Lo primero que debemos entender a la hora de hacer un envío de Wallapop es la distancia a la que se encuentra el destinatario. Inicialmente esta plataforma fue diseñada en base a la ubicación GPS del vendedor, de forma que los envíos de Wallapop se hiciesen en un radio corto de kilómetros. Prueba de ello es que las primeras transacciones de los usuarios se hacían ‘en mano’, es decir, sin necesidad de utilizar un servicio de mensajería o paquetería. Si estás afrontando este tipo de envío de Wallapop no necesitarás mucha más ayuda que tu desplazamiento o el del comprador. Sin embargo, hay ocasiones en las cuáles no te puedes mover por tu región. ¿Qué hacer en ese momento?

Una alternativa estupenda a la hora de hacer envíos por Wallapop es utilizar Portefy. Esta aplicación hace el envío al instante, es decir, solicitas el transportista, se te da un presupuesto, lo aceptas y lo envías. El funcionamiento es similar al de pedir un taxi:

  1. Solicitas el vehículo introduciendo la dirección de recogida y entrega (dependiendo del tamaño de tu objeto. Hay una gama inmensa de vehículos, desde motos hasta furgonetas).
  2. Se te informa del presupuesto de la operación (no hay extras por tamaño).
  3. Se envía al momento. Lo mejor de esto: puedes ver en tiempo real donde está tu objeto y cuánto le queda para llegar.

Fácil y sencillo. Aprovecha el descuento de 6 euros con la palabra ‘INMEDIATO’. Descarga Portefy.